Google naturalizó las búsquedas en esta era digital. Antes de ir al sitio oficial, visitar al doctor o, incluso, preguntarle consejos a tus amigos. La empresa de Mountain View es una de las instituciones que cuenta con mayor confianza de las personas.

Sin embargo, cuando uno está buscando información específica, sea para un pre-reporteo periodístico o por curiosidad, las respuestas que entrega pueden ser vagas y ineficaces. Para eso existen fórmulas que ayudan a filtrar de mejor manera las respuestas y hacer un mejor foco en las búsquedas que uno realiza.

Recuerda que cada una de estas fórmulas se pueden mezclar y utilizar de manera conjunta. Una verdadera ayuda para la ciudadanía.

El uso de las comillas

Este método sirve para cuando uno busca algo que tiene específico, cuya frase que ponemos aparece íntegramente en el documento, noticia o página que buscamos. La idea es poner las palabras que buscamos entre comillas, para que el buscador busque la frase completa y en ese orden. Por ejemplo, si busco un oficio del Ministerio de Justicia habría que poner esto: “oficio nº 124” “justicia” “ministerio” 2017.

Como aparece en la imagen, Google sacó de su búsqueda todo lo que no enlodaría tu búsqueda y sólo se dedicó a encontrar lo que tuviera en su contenido las frases exactas que se solicitan. De no haber hecho esto, seguro se debería haber buscado varias páginas de respuestas coincidentes a los términos.

Esto nos deja claro que, antes de buscar hay que tener claridad de lo que se está intentando encontrar. Mientras más detalles específicos se dispongan, más fácil será encontrar lo que sea

Buscar por tipo de archivos

Encontrar archivos y documentación debe ser una de las tareas más complicadas para el periodista de investigación o ciudadano, que están recopilando información sobre un tema específico.

Para eso, existe la opción de filtrar la búsqueda por el tipo de archivo que uno quiere encontrar, este sea un archivo excel, PDF u cualquier otra, menos archivos .mov, .mp3 u otros que puedan afectar a Google por temas de piratería.

Esto se hace escribiendo filetype:, antes o después de las palabras claves que estás utilizando en la búsqueda. Esto sirve si queremos buscar archivos que están escondidos en transparencia activa o documentación almacenada en la web en general escribimos las frases que tengan que ver con lo que buscas. A modo de ejemplo, si queremos encontrar los estatutos de la ANFP, escribimos estatuto anfp filetype:pdf y listo.

Excluir términos para hacer foco

Hay veces que te puedes confundir en un mar de respuestas que Google te entrega. Hay

palabras, nombres o lugares que pueden tener nombres similares y ensucian la búsqueda que estás realizando.

Por ejemplo, si estamos detrás de una noticia sobre el Presupuesto de Chile, lo más razonable es que nos entregue información oficial de Dipres o Hacienda. De hecho, lo más seguro es que te entregue los PDFs del mismo erario. Sin embargo, al filtrar sobre la búsqueda original, quitándole palabras claves como -hacienda -dipres -bcn, Google entiende que las fuentes de información no puede ser ninguna de las mencionadas y las remueve.

Esto es perfecto cuando uno está buscando nombres comunes en la población o lugares específicos que se pueden confundir con otros de nombres similares.

Cómo encontrar el artículo que leíste

El cantidad de contenido que se está generando en esta época digital, hace que muchas

veces uno no pueda encontrar lo que se leyó hace un tiempo. Muchas veces uno no se acuerda dónde lo leyó, cuál era el título, o su contenido. Por esa misma razón, Google entregó tres posibles fórmulas que sirven para solucionar este problema.

 

 

Una es Site:, que permite filtrar la búsqueda a un sitio específico. Otra es buscar el contenido con palabras que uno se acuerde del titular, allintitle:. Y otra, es buscando el contenido propio dentro del texto, allintext:.

Esta utilidad permite encontrar contenido que muchas veces uno lee y que queda en el olvido de la web. Siempre es bueno, sobre todo para los periodistas que buscan archivo para sus historias y buscar datos específicos que salieron en un artículo o, simplemente, para recordar cómo era realmente la información que leíste.

El AS bajo la manga

Hay ocasiones que uno no está seguro de cómo puede estar la información que busca. Para ello, esta fórmula es lo mejor, en especial para quienes le gusta buscar letras de canciones.

El asterisco es lo que Google titula como “Wildcard”. Esta es una posibilidad que permite al buscador reemplazar una frase en tú búsqueda que no estás tan seguro.

Por ejemplo, digamos que quiero saber la letra de Sigo Extrañándote de J Balvin, pero sin saber esos datos y sólo una parte de la letra: Escribo parte de la letra que me sé “sigo extrañándote *en todo momento* entiende que yo sigo extrañándote” y listo. Google entiende por contexto de qué estás buscando y busca distintas frases que puedan tener que ver con la parte que pusiste entre asteriscos.

 

Busca distintas palabras claves

Hay veces que uno está buscando dos cosas, que muy distintas o similares que sean, se quiere una respuesta para ambas. Para ello esta la opción OR (mayúsculas). Esta opción permite buscar múltiples búsquedas, con dos frases o palabras y te ayuda a encontrar exactamente lo que buscabas.

Un ejemplo podría ser estar buscando “mejores equipos en conmebol” OR “peores equipos en conmebol”. También se puede utilizar con palabras y no frases.

Buscar en rangos de números

Esto no es algo que utilices siempre, pero sí sirve para cuando uno está buscando archivos o documentos de un período de tiempo específico. Esencialmente, es el uso de dos puntos antes y después de la fecha que se quiere revisar.

Por ejemplo, si queremos saber quiénes han ganado el mundial de fútbol entre los años 2000 y 2014, la búsqueda sería la siguiente: quienes ganaron el mundial de fútbol 2000..2014. También se puede buscar desde una fecha anteponiendo los dos puntos antes de la fecha que se escribe.

Simpleza e importancia es clave

Si bien todas estas técnicas te pueden servir para aminorar la cantidad de contenido que se encuentra en Google, lo principal es saber cómo buscar y qué escribir para encontrarlo. Mientras menos palabras sean, más asertiva será la búsqueda. Las palabras claves no se llaman así por nada, y se trata de pistas que uno le entrega al buscador para su trabajo, que es encontrar cosas.

DEJA TU COMENTARIO

Suscríbete a nuestra comunidad!

Inscríbete con tu correo electrónico y recibirás mensualmente el mejor contenido periodístico y de opinión del mundo.

Ya estás suscrito al newsletter de En La Lupa.

¡Cuek! Algo pasó. Escribe de nuevo tu correo.