La gran opacidad que envuelve al Ejército de Chile se transformó nuevamente en foco de críticas, especialmente en los casos de Derechos Humanos de la dictadura cívico-militar que aún quedan por resolver. A pesar de las críticas que ha recibido la institución, los cuarteles se encuentran cuadrados: se ha colaborado en todo lo posible.

El pasado 31 de octubre, The Clinic Online publicaba un artículo que hablaba sobre las trabas internas que dificultan la entrega de información a la ciudadanía por parte de los militares. Eso tras obtener una solicitud de Transparencia realizada por En La Lupa que mostraba el número de solicitudes por temas relacionados a DDHH y la cantidad de respuestas realizadas.

“Solicitando acceso a toda documentación que muestre el total de requerimientos del Poder Judicial (a través de cualquiera de sus cortes) al Ejército de Chile, entre los años 1990 a 2017…”

La idea detrás de la solicitud nace tras la entrevista dada por el General Oviedo a Televisión Nacional de Chile a raíz de la Parada Militar: “Todos los requerimientos que hacen los tribunales quedan acreditados en documentos formales, por lo tanto es muy fácil a través de Transparencia u otro organismo, requerir la información que al Ejército ha sido solicitada, y en eso hemos sido cumplidores”, dijo.

En La Lupa tomó la palabra al General y realizó la solicitud. Sin embargo, tuvo una gran problema. En su primera respuesta, la institución recomendó limitar los años de la solicitud por los años 2015, 2016 y 2017. Esto porque, de solicitar la información original que constaba desde 1990 a la fecha, se transformaría en una demanda “para esa gestión destinar a exclusividad a personal que cumple otras funciones, o contratar personal adicional con el único objeto de analizar la documentación existente que pudiere encontrarse archivada en las distintas Reparticiones y Unidades del país (…) lo que implicaría distraer indebidamente a personal de sus labores habituales, con el consiguiente perjuicio para el funcionamiento normal del Ejército…)”, dice el documento.

Otro problema no menor que esta situación deja al desnudo es que no se cuenta con un registro completo de las peticiones judiciales, sea penal, familia u otro: “se hace presente que solo se tiene información sistematizada de requerimientos judiciales relacionados únicamente con causas por derechos humanos desde el año 2015. Del mismo modo, la Institución no cuenta con una base de datos que contenga antecedentes sobre otro tipo de peticiones judiciales”.

Puedes revisar la respuesta del Ejército de Chile a nuestra solicitud aquí.

En septiembre de este año, el Consejo para la Transparencia dijo que Carabineros, el Ejército, la Subsecretaría de Salud Pública, y los ministerios de Salud, Educación e Interior encabezan los reclamos por el acceso a información a través de la Ley de Transparencia. Sólo el Ejército tuvo 184 presentaciones ante el consejo entre enero 2015 a julio de 2017.

DEJA TU COMENTARIO

Suscríbete a nuestra comunidad!

Inscríbete con tu correo electrónico y recibirás mensualmente el mejor contenido periodístico y de opinión del mundo.

Ya estás suscrito al newsletter de En La Lupa.

¡Cuek! Algo pasó. Escribe de nuevo tu correo.