La Ley de Transparencia (20.285), que nos da acceso a toda la información que esté en alguna dependencia del Estado, es una excelente herramienta para que los constribuyentes puedan fiscalizar de manera efectiva a los organismos del Estado. Estos son Ministerios, intendencias, gobernaciones, gobiernos regionales, municipalidades, Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad Pública, subsecretarías, entre otras.

A veces, la información que está disponible a través de Transparencia Activa —la información que debe ser pública, de libre acceso y actualizada periódicamente— que cada institución debe tener disponible no es suficiente. En ese momento es muy útil hacer una solicitud de acceso a información pública. Con ella, podemos pedir información específica que responda la duda que tenemos. Y si sigues estas instrucciones, minimizarás las posibilidades de que te denieguen la información que solicites.

Siempre pide documentos

Esto quiere decir que tienes que fijarte en que la información que estás pidiendo está contenida en una resolución, una nómina, un oficio, un estudio, o algún otro documento oficial. Por ejemplo: en vez de escribir “quiero saber la cantidad de gente en lista de espera”, es mejor “solicito acceso al documento que contenga la nómina de pacientes en lista de espera”.

Toca la puerta correcta

Esto significa definir con precisión la institución que quieres consultar: si la Subsecretaría de Redes Asistenciales, la de Salud Pública, un hospital en particular, el Ministerio de Salud… Tener esto claro desde el principio va a evitarte problemas, como que te deriven de una oficina a otra, alargando los plazos innecesariamente. Quedaría algo así: “solicito acceso al documento que contenga la nómina de pacientes en lista de espera en el Hospital X”.

No pierdas el tiempo

Ahora que tienes definido qué documento pedir y a qué institución, asegúrate de revisar que no sea información que ya está disponible. Puedes hacerlo navegando en el sitio de Transparencia Activa. Así te evitas esperar 20 días hábiles (si es que no te piden una prórroga de otros 10) para descubrir que la información siempre estuvo a unos pocos clicks.

Sé específico

No pierdas de vista que le estás pidiendo información a personas, a funcionarios que tienen que buscar, recopilar y sistematizar los datos, pedir autorizaciones, responder solicitudes… Asegúrate de precisar lo que buscas. Indica de qué fecha es el documento, o entre qué años, en qué comunas o regiones, etc. Si sabes cómo se llama el documento, mejor aún. Mientras más detallado, mejor: “solicito acceso al documento que contenga la nómina de pacientes en lista de espera en el Hospital del Salvador, especificando el tipo de lista de espera (consulta o cirugía), y la patología, lesión, o cualquier otro para la que se espera tratamiento o cirugía, para el periodo 2010-2017 (ambos años inclusive). Se solicita además el detalle del tiempo de espera de los pacientes.”.

Conoce la ley

La información que puedes solicitar tiene límites. Están descritos en detalle en el artículo 8 de la Constitución, pero los más importantes tienen que ver con la protección de la seguridad y el interés nacional (salud pública, relaciones internacionales, intereses económicos o comerciales), los derechos de las personas (salud, seguridad, vida privada y derechos comerciales o económicos); cuando la información afecta el cumplimiento de las funciones del organismo (investigaciones judiciales, decisiones aún no adoptadas o que requiera distraer a funcionarios de su labor habitual) y cuando sea declarada reservada o secreta por ley.

Es importante, entonces, saber pedir la información conociendo esas limitaciones. Por ejemplo, la solicitud al Hospital X, tal como está, transgrede el derecho a la privacidad de las personas en esa lista de espera. El hospital no puede revelar diagnósticos, por lo que la solicitud probablemente va a ser denegada. Hay que blindarla, entonces y para eso es muy útil conocer las herramientas que nos da la ley, como el principio de divisibilidad. Con este artículo exigimos que, para evitar el conflicto evidente que tendrá el hospital, no entregue las identidades de los pacientes, pero sí el número y detalle que necesitamos.

Así se lo decimos a la persona que recibe nuestra solicitud:

Solicito acceso al documento que contenga la nómina de pacientes en lista de espera en el Hospital del Salvador, especificando el tipo de lista de espera (consulta o cirugía), y la patología, lesión, o cualquier otro para la que se espera tratamiento o cirugía, para el periodo 2010-2017 (ambos años inclusive). Se solicita además el detalle del tiempo de espera de los pacientes.

En virtud del artículo 19 letra e) de la Ley 20.285, la información se solicita bajo el principio de divisibilidad, el que señala que si los documentos requeridos contienen al mismo tiempo información que puede ser conocida e información que debe denegarse en virtud de causa legal, se dará acceso a la primera y no a la segunda, ya que lo que interesa es el número y el detalle de los antecedentes solicitados y no las identidades de quienes están involucrados”.

Ya tenemos definido qué pedir y a quién. Ahora, ¿cómo hay que hacer?

Puedes meterte directamente al banner de transparencia del sitio de la institución (que debe estar visible en el home):

También puedes acceder al formulario web a través del Portal de Transparencia:

Luego debes seleccionar la institución. Para este manual, vamos a seguir usando el ejemplo del hospital:

Identifícate, es útil:

Antes de verificar, pon atención: al final del formulario web están los detalles de las distintas etapas que va a seguir tu solicitud, los plazos que empiezan a correr (y de los que debes estar pendiente) y las posibilidades de apelar que tienes en caso de que te denieguen la información.

Luego de enviar la solicitud, el sitio te redirigirá a la página de confirmación. Fíjate en los datos que te entrega. Los esenciales: el número de identificación (que te servirá para hacerle seguimiento) y la fecha de entrega (de la que no te puedes olvidar).

Una copia de este certificado llegará a tu correo. Ya estás siendo parte del mundo de la Transparencia en Chile.

 

DEJA TU COMENTARIO

Suscríbete a nuestra comunidad!

Inscríbete con tu correo electrónico y recibirás mensualmente el mejor contenido periodístico y de opinión del mundo.

Ya estás suscrito al newsletter de En La Lupa.

¡Cuek! Algo pasó. Escribe de nuevo tu correo.